Balance positivo de la 13ª Feria de Ejea


20.000 visitantes a la feria, 164 expositores, 5.000 visitas a Aquagraria y 25 actividades diferentes le auguran una gran proyección de futuro El Comité Organizador de la 13ª Feria de Ejea, reunido el pasado 9 de mayo, ha realizado un balance positivo de esta edición de 2013 y ha certificado que la feria tiene una buena salud y una gran proyección de futuro. Los datos que avalan este análisis son contundentes: 164 expositores, 20.000 visitantes, 5.000 visitas a Aquagraria y 684 personas participando en diferentes actividades en él y 25 acciones dentro del programa de actividades de la feria. El análisis de la 13ª Feria de Ejea partió de una constatación evidente: a nivel general, la existencia de una profunda situación crisis económica; y a nivel particular, una climatología adversa durante los tres días dela feria. A pesar de todo ello, los resultados obtenidos han sido muy satisfactorios. En primer lugar, se verificó la buena respuesta de los expositores. Fueron 164 expositores los que se inscribieron en esta edición de 2013, tan solo dos menos que en la edición de 2011. Estos datos demuestran que, a pesar del escenario global de crisis, los expositores siguen apreciando a la Feria de Ejea como un espacio óptimo para la promoción y el negocio. Dentro de las ferias generalistas de Aragón la Feria de Ejea se posiciona definitivamente en el segundo lugar, después de la Feria de Muestras del Pilar, en Zaragoza. En segundo lugar, los 20.000 visitantes que pasaron a lo largo de los tres días de la feria por el Recinto Ferial de Ejea constatan que la oferta sigue siendo atractiva para el público. Son 4.000 menos visitantes que en la feria de 2011, pero hay que tener en cuenta que en esa ocasión, además de un escenario de crisis más atenuado, se producía la novedad de la inauguración del nuevo Recinto Ferial. No obstante, el Comité Ferial concluyó que “mantenerse en estas cifras de 20.000 visitas es muy positivo, sobre todo teniendo en cuenta el mal tiempo que hizo, lo que resto algo de afluencia, y la situación general de crisis”. Otro de los datos positivos fueron las 5.000 visitas al Museo Aquagraria. Uno de cada cuatro visitantes de la feria visitó también Aquagraria. Hay que recordar que con la misma entrada se podía acceder tanto a la feria como al museo. Estas cifras confirman al Museo Aquagraria como un complemento perfecto al Recinto Ferial, y viceversa. En futuras ferias se seguirá ofertando ambos espacios con la misma entrada, como ocurrirá con motivo de Todomotor Classic Ejea los días 15 y 16 de junio. En este sentido, Ayuntamiento de Ejea y SOFEJEA siguen trabajando para posicionar a Ejea de los Caballeros como una ciudad de ferias y congresos de formato mediano y pequeño. El programa de actividades de la 13ª Feria de Ejea también ha funcionado muy bien. Se realizaron 25 actividades diferentes; son 10 más que en la feria de 2011. Hay que destacar que la mayoría de las actividades fueron promovidas por entidades y empresas que eran expositores de la feria. Ello indica el alto nivel de implicación y colaboración de los propios expositores con la organización de la feria. Otro dato: 684 personas asistieron a diferentes actividades en el Museo Aquagraria (charlas, jornadas técnicas, visitas guiadas, talleres, etc.). Todos estos datos han llevado al Comité Ferial a la conclusión de que la Feria de Ejea goza de una magnífica salud y que tiene una gran proyección de futuro. Algunas de las razones que contribuyen a esta buena salud, mantenida en un momento de crudísima crisis económica como el actual, son: 1.- La Feria de Ejea se percibe por parte de los expositores como una buena plataforma para el negocio en sus diferentes versiones (venta directa, venta a medio plazo y promoción). La “marca Ejea” como espacio económico potente dentro de Aragón sigue funcionando en la toma de decisiones de los expositores a la hora de participar en la feria. 2.- Se ha mantenido una política de precios muy atractiva. Los precios de la Feria de Ejea son unos de los más competitivos de las ferias de Aragón. Además, respecto a la última feria (2011) sólo se ha subido el IPC. En el caso de los expositores de Ejea se ha hecho un tratamiento especial: se les ha aplicado a todos un 20% de descuento. Del mismo modo, se ha mantenido el precio de la entrada (2 euros), pero además con la misma entrada se podía acceder a la feria y a Aquagraria. 3.- Se cuenta en Ejea con un espacio expositivo inmejorable. Hay un Recinto Ferial con 5.500 m2 cubiertos y 8.000 m2 de zona exterior, y con las mejores prestaciones parala exposición. Se oferta un amplio abanico de posibilidades para la exposición: stand en zona exterior, stand modular, stand solo suelo y espacios diferenciados como la Plaza del Comercio de Ejea, el Mercado Agroalimentario, el Espacio dela Artesanía Aragonesa o la Zona de Demostraciones de Maquinaria Agrícola. Existe una zona, la Ciudad del Agua, con magníficas prestaciones: buena accesibilidad desde el casco urbano, aparcamientos, espacios para hacer demostraciones agrícolas, el Museo Aquagraria y la cercanía del Parque Lineal del Gancho. 4.- Se ha demostrado que la decisión de organizar la feria cada dos años ha sido un acierto. De este modo se evita caer en la repetición de contenidos expositivos y se da tiempo a

que los expositores puedan ofrecer novedades interesantes. 5.- Existe una buena sintonía de los agentes implicados en la organización de la feria e integrados en el Comité Ferial. Hay que destacar el buen trabajo combinado entre Ayuntamiento de Ejea, SOFEJEA, Asociación de Comercio y sector de la maquinaria agrícola.