El proyecto ECOPEAS avanza con la siembra de diferentes variedades de guisante


Este año 2022 se han sembrado ya 6 variedades de guisante en cada campo de estudio (6 en Tauste y otros 6 en Ejea de los Caballeros), que se distribuyen entre las filas de aspersores, ocupando una superficie de aproximadamente unos 4.000 m2. Desde la siembra hasta la cosecha, se observarán cómo evolucionan ciertos parámetros agronómicos a lo largo del ciclo del cultivo y cómo pueden afectar estas medidas al terreno agroindustrial. Durante el periodo que dura el proyecto se aplicarán progresivamente métodos de producción ecológica para finalizar cultivando un guisante 100% BIO. 

Este 2022 es el segundo año de ejecución del proyecto de cooperación ECOPEAS. En el mismo colaboran conjuntamente la empresa SAAR, que actúa de motor del proyecto, las cooperativas agrarias de Tauste y Ejea, CITA, Fundación Aula Dei y SOFEJEA.  Con este proyecto agronómico innovador se persigue fomentar el cultivo del guisante ecológico para congelación en las Cinco Villas. La esencia del proyecto se basa en cómo manejar el cultivo del guisante y qué resultados se están obteniendo en los campos de ensayo que forman parte de esta línea de investigación de tres años de duración.

Preparación y cultivo de los campos

Desde SAAR se ofrece a los agricultores contratos presiembra de guisante. Cuando llega el momento de la siembra, el agricultor prepara los campos mediante un laboreo. Una vez sembrados, el seguimiento del cultivo lo realizan los técnicos de esta empresa agroalimentaria, siempre de la mano con el agricultor.

ECOPEAS está cofinanciado por los Programas de Desarrollo Rural, amparados por la Unión Europea y Gobierno de Aragón. 

Jornadas formativas dirigidas a la investigación y el desarrollo 

La empresa SAAR junto a diferentes organismos como CITA (Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón), FITA (Fundación de Innovación y Transferencia Agroalimentaria de Aragón), Unizar y Cooperativas Agrarias de la Comarca de Cinco Villas han organizado unas jornadas formativas, promovidas por su departamento agronómico y dirigidas a la investigación y al desarrollo. Raquel Anadón y Manuel Márquez, representantes de la Fundación de Innovación y Transferencia Agroalimentaria de Aragón han presentado los resultados obtenidos tras el primer año de ejecución del proyecto.

La investigadora del CITA, Cristina Mayor, ha revelado como contribuye el germoplasma hortícola en los diferentes estudios y proyectos del I+D que se están desarrollando actualmente. El banco de germoplasma fue creado en 1981 con el objetivo de conservar los recursos genéticos hortícolas y evitar la pérdida de las variedades locales, causada principalmente por la sustitución de muchas de las antiguas variedades regionales por variedades mejoradas, pero con una base genética más restringida.

En representación de la Universidad de Zaragoza, María Eugenia Venturini ha puesto de manifiesto los resultados obtenidos tras comparar la judía verde procedente de las landas francesas y la judía obtenida en la comarca de Cinco Villas. Este proyecto tiene como objetivo promover la producción de la judía verde en la comarca de las Cinco Villas para mejorar su abastecimiento, reduciendo sobrecostes de importación y logísticos para SAAR.

Para clausurar las jornadas, José Luis Díez, de FELTWOOD, ha propuesto una economía circular a través de un proyecto basado en la bio sostenibilidad, en el cual crear eco-envases, obtenidos mediante un proceso químico-industrial de los residuos generados en el proceso de lavado y procesado de los productos agrícolas. A día de hoy, se siguen haciendo pruebas con bandejas de utensilios de menaje desechables con muy buenos resultados.